top of page

Dolor Crónico - Deja que la Buena Alimentación te Ayude a Romper el Ciclo de Dolor Crónico

Updated: Sep 2, 2021





El dolor crónico es diferente para todos. Muchas personas piensan que el dolor crónico es asunto de envejecimiento; sin embargo el dolor no discrimina y puede afectar la calidad de tu vida sin importar tu edad.





Hay muchos factores que hacen que se desarrolle el dolor y empeore:


  1. Enfermedades y condiciones de salud (cáncer, enfermedades autoinmunes, artritis, fibromialgia, etc.)

  2. Traumas (accidentes, caídas, lesiones físicas)

  3. Estrés y otras



¿Qué es el Dolor Crónico?



El dolor crónico es un dolor definido como continuo que generalmente dura más de seis meses y hasta años.


El dolor crónico puede afectar a las personas hasta el punto de que no pueden trabajar, comer adecuadamente, participar en la actividad física o disfrutar de la vida.


El dolor crónico es una afección médica importante que puede y debe tratarse, ya que puede interferir con tu vida. Vivir con dolor puede hacer que te preocupes mucho, esta preocupación por tratar de sentirte mejor, puede llevarte a sentir depresión e irritabilidad que a su vez harán que tengas más dolor (es como un círculo vicioso).


El dolor a su vez afecta tus patrones de sueño; lo que promueve los procesos de inflamación, con resultado de más dolor!!!!!


El rol de la Inflamación


El dolor crónico es el resultado de la inflamación crónica. La inflamación tiene un papel muy importante en tu salud. Cuando tu cuerpo sufre una lesión o impacto, la reacción de tu sistema inmunológico es enviar glóbulos blancos para defender el área afectada. Una vez el área afectada va sanando, la inflamación debe desaparecer de forma natural.


A veces tu sistema inmunológico se confunde y causa que la inflamación “decida no desaparecer”. Este proceso constante de inflamación puede dañar células y órganos sanos y causar dolor constante en tus músculos y articulaciones.


Para cita llama al 787-428-4365 o hazla en linea en www.lgintegrativehealth.com


¿Cómo encaja tu dieta en todo esto?


Existe mucha evidencia científica que muestra que tu dieta puede contribuir a aumentar la inflamación sistémica. Lo que comes puede contribuir a que tu sistema reaccione con inflamación, pero de igual manera lo que comes es una de las mejores maneras de reducirla.


Recuerda, el dicho “eres lo que comes” es muy cierto. Si llevas una dieta pobre en nutrientes y rica en aditivos, colorantes y endulzadores, sin duda la reacción de tu cuerpo será reaccionar y alterar las funciones inmunológicas, lo que se traduce a DOLOR CRÓNICO.


Tienes que esforzarte por cambiar tu enfoque dietético para ayudar a tu sistema inmunológico que a su vez:

  • ayudará a reducir la inflamación crónica

  • ayudará a combatir el dolor

En buen español; elimina los alimentos inflamatorios malos y lleva una dieta antiinflamatoria

Elimina alimentos que no tengan valor nutritivo y que no contribuyan a mejorar tu dolor:


  • Comidas chatarra

  • Azúcares refinados (en realidad debes tratar de eliminar o disminuir el consumo de azúcar)

  • Productos con harinas refinadas (carbohidratos refinados o procesados)

  • Carnes procesadas

  • Otros alimentos que puedan causar sensibilidad como el gluten, soja(soya) entre otros.


El cuerpo humano es un sistema complejo, cada uno tiene su genética y composición individual. Es por eso que tu dieta debe ser ajustada a tus necesidades únicas y basada en tus necesidades y deficiencias nutritivas.


Si no conoces tus deficiencias nutritivas, podrías estar haciendo dietas que no funcionan para ti.

En Getwell te ayudamos a resolver y prevenir tus problemas de salud por medio de la nutrición funcional, pruebas de deficiencia de nutrientes y Health coaching.


Para citas llama al 787-428-4365 o www.lgintegrativehealth.com