top of page

La Alimentación Afecta tu Salud Emocional


Sin duda todos hemos experimentado estrés, especialmente en estos últimos años. Con el tiempo, vivir con estrés que no se maneja puede conducir a muchos problemas de salud, como enfermedades autoinmunes, presión arterial alta, enfermedades cardíacas, obesidad y diabetes (entre otros).

Un nuevo estudio(1), encontró que los trastornos relacionados con el estrés se asociaron significativamente con el riesgo de desarrollar una enfermedad autoinmune posterior al estrés.


La forma en que enfrentamos o manejamos el estrés puede afectar nuestra salud.

Una de las razones por las que la salud se ve afectada cuando no manejamos el estrés es que durante los momentos de estrés puede ser más difícil estar sano. El estrés hace que nos sentimos desganados y muchos desarrollan conductas no saludables como:


  • Dieta inadecuada - Comer de forma compulsiva o dejar de comer

  • Fumar - Muchos aumentan el consumo de nicotina lo que es muy perjudicial para la salud en general

  • Aumento en consumo de Alcohol u otras sustancias controladas

  • No dormir lo suficiente por ver TV o pasar demasiadas

  • Descuidar la actividad física o movimiento




¿Sabías que el alto consumo de azúcar está asociado con la depresión (2) y con una mala salud mental? La mala alimentación, sobre todo el azúcar contribuye significativamente a empeorar la depresión y la ansiedad por lo que es importante comer una dieta equilibrada.


¿Qué tiene que ver la nutrición con mi salud mental o emocional?


Más de lo que pudieras imaginar. La conexión entre la dieta y las emociones se debe a la estrecha relación que hay entre el cerebro y el tracto gastrointestinal el cual también se conoce como el “segundo cerebro”.


Aquí un breve resumen de cómo reacciona tu sistema digestivo cuando comes:

Tu tracto gastrointestinal es el hogar de miles de millones de bacterias que influyen en la producción de neurotransmisores, o sea sustancias químicas que constantemente transportan mensajes del intestino al cerebro. Por ejemplo la dopamina y la serotonina.

Cuando llevas una dieta pobre en nutrientes y ricas en ingredientes sobre procesados y altos en azúcares y colorantes, o sea comida chatarra, los circuitos de recompensa dentro de tu cerebro se activan y liberan la dopamina química.


La dopamina te hace sentir bien. Cuando comes comida chatarra que usualmente tiene sabores placenteros, tu cerebro en respuesta se adapta y produce más receptores para la dopamina. Esto significa que necesitarás comer una mayor cantidad de comida chatarra para sentirte mejor. Esto hará que tengas que comer más de la misma manera. Es igual lo que sucede a cuando un adicto desarrolla una tolerancia a las drogas.


Nuestros cerebros están programados para buscar y querer alimentos gratificantes. Podemos comer alimentos sanos que logren ser gratificantes y que a la vez sean sanos. Los alimentos enteros cuando se comen con moderación nos hacen sentir bien, sin el problema de sobreproducir receptores de neurotransmisores.


Por otro lado, la comida chatarra puede inflamar tu cerebro, tus células y articulaciones, promoviendo el dolor. La comida chatarra es altamente refinada y contiene niveles muy altos de azúcares y grasas, más que muchos alimentos naturales. De la misma manera que comer alimentos a los que eres alérgico puede inflamar tu boca; la comida chatarra puede causar una reacción similar en el cerebro y tus articulaciones.


Comer alimentos saludables y enteros promueve el crecimiento de bacterias "buenas", que ayudan con los procesos de inflamación.


Cuando llevas una dieta de alimentos saludables, experimentas menos cambios de humor y estado de ánimo, y en general creas una perspectiva más feliz y una mejor capacidad de concentración. Incluso hay estudios que han encontrado que las dietas saludables pueden ayudar con los síntomas de depresión y ansiedad.


¿Puede el glutén afectar tu salud mental?



Muchas personas con enfermedad celíaca o sensibilidad al gluten reportan la depresión como uno de sus síntomas. Muchos estudios han documentado una relación entre los síntomas de depresión y la enfermedad celíaca.

¿Sabes si tienen sensibilidad al glutén?

¿Qué puedes hacer para promover una buena salud emocional y física?


Puedes comenzar con medidas simples para modificar tu estilo de vida y reducir el impacto de las dietas poco saludables en tu cerebro y en tu salud emocional.


  • Las frutas, vegetales y verduras frescas tienen antioxidantes que combaten la inflamación, incluidos los polifenoles y la vitamina E.

  • El pescado y los aguacates son excelentes fuentes de ácidos grasos omega-3 que no solo ayudan a combatir la inflamación pero también promueven la formación de neuronas.

  • El movimiento o actividad física te ayudará a reducir el estrés y la ansiedad. El ejercicio físico produce un efecto anti-ansiedad en el cerebro, así que muévete; camina, nada, baila, practica el ejercicio que más te agrade. Si no sabes como empezar, comienza caminando por las áreas donde vives. Verás que en poco tiempo te sentirás mejor .

Incorporar alimentos buenos para tu estado de ánimo y salud emocional puede requerir un esfuerzo adicional al principio, pero te dará muy buenos resultados.