top of page

Pruebas de Nutrigenética: Una Herramienta Vital para el Tratamiento de Tiroiditis de Hashimoto



La Tiroiditis de Hashimoto, una enfermedad autoinmune que afecta la tiroides, requiere una atención individualizada. Aunque la orientación médica sigue siendo muy importante, la ciencia emergente de la nutrigenética está revelando cómo nuestra composición genética única afecta nuestra respuesta a la nutrición, lo que es útil para las personas con síntomas de Hashimoto.


¿Qué es la Tiroiditis de Hashimoto?


El sistema inmunológico está diseñado para proteger el cuerpo contra invasores perjudiciales, como virus y bacterias. Sin embargo, en condiciones autoinmunes como la tiroiditis de Hashimoto este sistema de protección, ataca tu propio cuerpo.


Imagina que el sistema de defensa de tu cuerpo es como un guardián que te protege de virus y bacterias. Pero en condiciones como la tiroiditis de Hashimoto, este guardián se confunde y ataca partes buenas del cuerpo, como la tiroides, pensando que son invasores malos.


En Hashimoto, el sistema inmunológico comienza a producir anticuerpos que atacan y dañan la glándula tiroides. Las razones exactas por las cuales el sistema inmunológico se vuelve contra la tiroides en Hashimoto no se comprenden completamente y probablemente involucren una combinación de factores genéticos, de dieta, ambientales y hormonales. Esta respuesta autoinmune conduce a la inflamación y, con el tiempo, puede afectar la capacidad de la tiroides para funcionar correctamente, resultando en hipotiroidismo.


Entrando en Nutrigenética



Piensa en la nutrigenética como una investigación sobre cómo nuestros genes y la comida se mezclan, afectando cómo nuestro cuerpo reacciona a lo que comemos. Si tienes Hashimoto, entender las diferencias genéticas puede ayudar a personalizar tus decisiones de comida para apoyar tu salud y tu tiroides.



Nutrición Personalizada para Hashimoto y Enfermedades Autoinmune


Imagina que una prueba nutrigenética es como un análisis que estudia señales especiales en tus genes sobre cómo tu cuerpo maneja nutrientes, la inflamación y la respuesta inmunológica. Esta información puede ayudarte a tomar decisiones más sabias sobre tu comida, y los factores ambientales. Cuando evitas alimentos que ofenden a tu sistema inmunológico, ayudas a reducir la inflamación (que es una respuesta de tu cuerpo a los ataques autoinmunes) y así ayudas a mejorar la salud de tu tiroides.


Mejorando la Forma en que Tu Cuerpo Absorbe y Obtiene Nutrientes.


Ciertas variaciones genéticas pueden afectar cómo nuestros cuerpos procesan los nutrientes. Nuestras instrucciones genéticas son únicas para cada persona. Algunas de estas variaciones pueden afectar cómo nuestro cuerpo maneja cosas nutrientes como el yodo, el selenio y la vitamina D, que son muy importantes para la tiroides.


Piensa en las pruebas de nutrigenética como detectives que estudian el mapa de tu DNA y te informan si es necesario ajustar la cantidad de nutrientes importantes como yodo, selenio y vitamina D, que son esenciales para la tiroides.


A veces ante la desesperación por mejorar los odiosos síntomas de esta condición, las personas toman suplementos como el yodo, selenio y vitamina D para Hashimoto sin saber si su cuerpo realmente los necesita. Otras veces eliminan ciertos alimentos debido a creencias populares sobre la salud tiroidea. Estas estrategias te pueden llevar a riesgos potenciales e desequilibrios.


Suplementar estos nutrientes sin comprender las necesidades individuales puede resultar en una ingesta excesiva, lo cual puede ser perjudicial. De manera similar, eliminar ciertos alimentos sin una guía adecuada puede privar a tu cuerpo de nutrientes esenciales.


Es importante contar con información personalizada, como la proporcionada por pruebas nutrigenéticas, para tomar decisiones informadas sobre suplementos y elecciones dietéticas para Hashimoto. Puedes visitarnos en Lets GetWellness para obtener una prueba de nutrigenetica y así tener una guía única para ti, basada en tu genética.


La nutrigenética explora cómo TU genética influye en la forma en que tu cuerpo responde a los nutrientes. Conoceras si tienes alguna predisposición para absorber, metabolizar y utilizar los nutrientes. Este campo de estudio nos ayuda a comprender cómo nuestro código genético único juega un papel en determinar nuestras necesidades y respuestas nutricionales específicas.


Reducción de la Inflamación



La inflamación juega un papel clave en las enfermedades autoinmunes. Las pruebas nutrigenéticas pueden revelar predisposiciones genéticas relacionadas con la inflamación, ayudando a las personas a adoptar una dieta antiinflamatoria que pueda complementar su plan de manejo de Hashimoto.


Empoderando a las Personas:

Quizás la ventaja más significativa de las pruebas nutrigenéticas sea su capacidad para empoderar a las personas en su viaje de bienestar. Armadas con ideas personalizadas, las personas pueden desempeñar un papel activo en la optimización de su nutrición, mejorando potencialmente su bienestar general y respaldando su manejo de Hashimoto's.


En el ámbito del manejo de la las enfermedades autoinmunes (Hashimoto), la nutrición personalizada se está convirtiendo en un faro de esperanza. Las pruebas nutrigenéticas ofrecen un mapa adaptado a la composición genética de uno, permitiendo un enfoque más matizado y personalizado de la dieta.


Si bien no reemplaza el consejo médico, lo complementa, ofreciendo a las personas con Hashimoto la oportunidad de abrazar un viaje de bienestar único para su patrón genético.


Para cita y orientación sobre las diferentes pruebas de nutrigenética que ofrecemos, llama al 939-290-2850 o 787-428-4365 o en linea en el enlace abajo de "Consulta Inicial"



19 views0 comments