top of page

El Papel Vital de la Prueba de Ácidos Orgánicos (OAT) en el Control de la Tiroiditis de Hashimoto



La tiroiditis de Hashimoto es una condición autoinmune común en la que el sistema inmunológico ataca la glándula tiroides, provocando inflamación y posibles disfunciones tiroideas. El manejo de Hashimoto va más allá de simplemente tomar medicamentos para la tiroides; requiere comprender los intrincados procesos metabólicos del cuerpo y abordar desequilibrios subyacentes. Una herramienta valiosa en este proceso es la Prueba de Ácidos Orgánicos (OAT, por sus siglas en inglés).

Para citas llamar al 939-290-2850 o en línea en el enlace abajo


La OAT es una prueba no invasiva que analiza la orina para descubrir información sobre diversos procesos metabólicos y niveles de nutrientes en el cuerpo. Para personas con Hashimoto, la OAT puede proporcionar información crucial sobre deficiencias nutricionales, función mitocondrial, estrés oxidativo, vías de desintoxicación y salud intestinal.

Las deficiencias nutricionales son comunes en Hashimoto y pueden empeorar los síntomas. La OAT puede señalar deficiencias en nutrientes vitales y esenciales para la salud tiroidea como:


  • selenio

  • yodo

  • zinc

  • vitamina D


Las mitocondrias, a menudo llamadas la central energética de la célula, desempeñan un papel vital en la producción de energía. La prueba OAT evalúa la función mitocondrial, ofreciendo información sobre los niveles de energía y cómo pueden afectar la función tiroidea.


El estrés oxidativo (cuando hay demasiadas moléculas inestables llamadas radicales libres en el cuerpo y no hay suficientes antioxidantes para eliminarlas), causado por un desequilibrio entre antioxidantes y moléculas dañinas llamadas radicales libres, puede contribuir a la inflamación tiroidea. La prueba OAT mide marcadores de estrés oxidativo, guiando intervenciones para reducir la inflamación y apoyar la salud tiroidea.


Las vías de desintoxicación son responsables de eliminar toxinas del cuerpo, incluidas las hormonas. La prueba OAT evalúa qué tan eficientemente se desintoxica el cuerpo, ayudando a los proveedores de atención médica a adaptar tratamientos para apoyar un equilibrio hormonal adecuado.


Tambien, la salud intestinal se reconoce cada vez más como un factor en condiciones autoinmunes como Hashimoto. La prueba OAT puede detectar desequilibrios en las bacterias intestinales y la permeabilidad intestinal, guiando cambios dietéticos y de estilo de vida para apoyar la salud intestinal y el bienestar general.


Al entender estos desequilibrios subyacentes identificados a través de la prueba de OAT, los proveedores de atención médica pueden desarrollar planes de tratamiento personalizados para personas con Hashimoto. Estos planes pueden incluir suplementos nutricionales, modificaciones dietéticas, cambios en el estilo de vida y otras intervenciones dirigidas a apoyar la salud tiroidea y mejorar la calidad de vida.


Para citas llamar al 939-290-2850 o en línea en el enlace abajo



En conclusión, la prueba de OAT ofrece información valiosa sobre funciones metabólicas y estado nutricional, lo que la convierte en una herramienta valiosa en el manejo integral de la tiroiditis de Hashimoto. Al arrojar luz sobre los desequilibrios subyacentes identificados a través de la prueba OAT, las personas con Hashimoto pueden tomar medidas proactivas hacia la optimización de su salud y bienestar.



0 views0 comments