top of page

¿Qué desencadenó tu diagnóstico de tiroiditis de Hashimoto? Parte I: Intolerancias a los alimentos

Updated: Dec 30, 2022



La tiroiditis de Hashimoto es una enfermedad autoinmune que afecta y daña la glándula tiroides. Es principalmente un problema del sistema autoinmune o de autodefensa de tu propio cuerpo. Esto quiere decir que tu propio cuerpo, accidentalmente ataca a tu tiroides.


Es posible que te preguntes ¿qué causa que tu cuerpo ataque la tiroides? En esta serie de artículos, veremos algunos de los factores más comunes e importantes. Empezaremos con la intolerancia a alimentos.


Si has sido diagnosticada(o) con Hashimoto, probablemente estés en tratamiento de reemplazo de hormonas. Si tienes bocio (goiter), probablemente ya te has sometido a una cirugía.


El tratamiento de hormona tiroidea es importante ya que puede mejorar la función tiroidea. Si tu médico lo prescribió, sigue usandolo. Sin embargo, tomar estos medicamentos no resuelve todos tus problemas ya que realmente el tratamiento de reemplazo de hormonas no trata ni ayuda con los ataques autoinmunes continuos, ni el dolor y ni la inflamación, u otros síntomas causados por la enfermedad de Hashimoto.


Si no tomas medidas para tratar y manejar esta enfermedad autoinmune (Hashimoto) (reducir la inflamación que causa), la probabilidad de desarrollar otros trastornos autoinmunes aumenta significativamente.


Aunque todavía hay mucho que entender sobre las enfermedades autoinmunes como el hipotiroidismo de Hashimoto, se ha aprendido mucho sobre sus causas probables.


Lamentablemente, la autoinmunidad surge por varios factores. La autoinmunidad a veces se desarrolla o se agrava por problemas de salud subyacentes y un sistema inmunitario sobrecargado.


¿Qué desencadenó tu diagnóstico de tiroiditis de Hashimoto?



Intolerancias a los alimentos


Para algunas personas, hay alimentos que pueden desencadenar una respuesta inmunológica. Para decirlo de otra manera, el consumo de ciertos alimentos causa inflamación en tu cuerpo, usualmente debido a que resulta en intestino permeable (leaky gut).


Los pacientes de Hashimoto con frecuencia son intolerantes a:


  • lácteos

  • gluten

  • algunos granos

  • huevos

  • solanáceas (ej. tomates o berenjenas)

  • legumbres

  • soja (soya) y otros


Si este es tu caso, es posible que ya no puedas tolerar ciertos alimentos y ni siquiera sepas cuales son los que te hacen daño. Nota que la intolerancia alimentaria no es lo mismo que las alergias alimentarias.


Las alergias a alimentos o dietéticas ocurren cuando el sistema inmunitario identifica incorrectamente las proteínas dietéticas y hace que el cuerpo reaccione.

Ofrecemos pruebas de intolerancia alimentaria para más de 650 tipos diferentes de alimentos


La intolerancia a los alimentos ocurre cuando tienes dificultad para digerir determinadas comidas o ingredientes dietéticos. Cuando esto sucede, tu cuerpo reacciona y comienzas a sentirte mal (usualmente dolor debido a la inflamación). Esto empeora especialmente cuando vives con una enfermedad autoinmune como la de Hashimoto.


Haz la prueba, cuando comas observa si algunas horas después de comer comienzas a sentirte mal. Si comienzas a desarrollar síntomas, anótalos en un jornal y comienza a documentar los alimentos que crees te pueden estar haciendo daño.



Las intolerancias alimentarias pueden causar los siguientes síntomas cuando tienes tiroiditis de Hashimoto:

  • dolor en las articulaciones (dedos, pies, caderas, etc.)

  • cansancio o agotamiento

  • neblina cerebral (brain fog)

  • sensación de náuseas

  • estreñimiento

  • erupciones en la piel (rash)

  • dolor de cabeza y otros

Aquí en Let's Get Wellness podemos ayudarte a reconstruir tu tolerancia a los alimentos para que puedas consumir y disfrutar de más comidas. Para citas llama al 787-428-4365

Ofrecemos pruebas de intolerancia alimentaria para más de 650 tipos diferentes de alimentos. Una vez que hayas determinado qué alimentos causan desequilibrio en tu flora intestinal, podemos diseñar una estrategia para ayudarte a eliminar cualquier intolerancia y ayudar a que tu intestino se reequilibre.


Esto significa que puedes aprender a controlar los desencadenantes de los ataques autoinmunitarios de Hashimoto. (Menos desencadenantes es igual a menos dolor)


Hacer cambios en la forma de comer y estilos de vida no es fácil, pero tampoco es imposible. Creemos en ayudarte a comenzar con micro cambios que te darán resultados sostenibles.


Comienza a recuperar tu salud. Haz una cita/reserva por teléfono o en línea al







11 views0 comments